Deja de fumar y aumenta tu rendimiento anual

Dejar de fumar es aconsejable para nuestra salud y aunque menos importante también para nuestro bolsillo. Si eres fumador puede que leyendo este texto te pienses seriamente dejar de serlo. Si no eres fumador puedes aplicar esta misma lección a cualquier “vicio” que tengas o cualquier gasto innecesario.

Hace unos días hablaba con un amigo fumador de lo malo que es el tabaco para la salud y de los beneficios físicos que se obtienen al dejar de fumar. Mayor resistencia para hacer deporte, incremento del gusto a la hora de saborear los alimentos, dejar de roncar y de toser, y por supuesto dejar de matarse lentamente…

En fin, dejar de fumar es algo aconsejable para nuestra salud, pero también para nuestro bolsillo.

Mi colega fuma un paquete de tabaco al día, 20 cigarrillos!

Un paquete de tabaco cuesta hoy en día unos 4,85€. Esto quiere decir que mi amigo se gasta 145,50 euros al mes en tabaco.

Supongo que ya sabrás que la base para conseguir la ansiada libertad financiera es el ahorro. Por eso, planificar nuestro ahorro mensual es de lo más importante que hablamos de economía doméstica.

Hay mucha gente que dice que no es capaz de ahorrar nada. Sinceramente, no me lo creo. Podría comenzar a enumerar gran cantidad de cosas que no nos aportan nada pero que sin embargo pagamos religiosamente y por dejadez no eliminamos, pero este no es el objetivo del post así que lo dejo aquí.

Nos habíamos quedado en que mi colega, a partir de ahora lo llamaremos Miguel, se está gastando una media de 145,50 euros al mes, o 1.746 euros al año.

No me pude reprimir así que cogí mi portátil e hice unos números delante de él.

Primero le mostré un sistema de inversión de medio plazo, muy sencillo de operar, que tiene una rentabilidad anual de 8,71% desde el año 1995, año en que Miguel empezó a fumar.

Hice un backtest desde enero 1995 hasta mayo de 2018, comenzando con un capital inicial de 10.000 euros.

Una rentabilidad ligeramente superior al sp500 y con una volatilidad mucho menor hace que sea un sistema muy atractivo. Miguel me dijo que firmaba un rendimiento así.

Fue entonces cuando le mostré algo que le dejó maravillado y a la vez le dio que pensar, el poder del interés compuesto.

Si Miguel no fuera fumador tendría una capacidad de ahorro mayor y aprovechando el interés compuesto habría llegado a ganar mucho más aplicando exactamente el mismo sistema de antes.

Comparando los dos casos, con ahorro y sin ahorro, vemos la diferencia:

Al cabo de todos estos años tendríamos más del doble si hubiéramos ahorrado mensualmente la cantidad de 145,50 euros.

El beneficio neto es 1,74 veces mayor en el caso de aplicar ahorro! Cuanto más seamos capaces de ahorrar al mes, más notaremos la diferencia.

La verdad es que da que pensar, ¿no crees?

Así pues te invito, ahora que quizás estás tranquilamente tumbado en la playa disfrutando de unas merecidas vacaciones, a que reflexiones y analices qué puedes hacer para ahorrar algo más al mes y dedicarlos a invertir.

Si eres fumador, espero que este artículo te pueda ayudar a replantearte dejar el tabaco 🙂


Si te ha gustado este artículo compártelo en las redes sociales, a mí me estarás ayudando.

Si quieres aprender mucho más y dar un salto de calidad en tu formación te recomiendo que empieces por aquí. Si necesitas a alguien que esté junto a ti durante tus primeros pasos también puede interesarte el curso a medida o el curso intensivo para grupos reducidos.

Podéis seguirme en Youtube,  Twitter,  en Google+ o en Linkedin.

Los análisis aquí mostrados tienen un objetivo meramente didáctico y en ningún caso son recomendaciones de inversión de ningún tipo. Cada persona es responsable de gestionar su capital.

 

 

 

 

Suscríbete al blog y no te pierdas ningún artículo.

Leave a Reply