Creación de un sistema paso a paso III – máxima excursión

En este artículo vamos a tratar unos conceptos que ya vimos hace tiempo en un post, la máxima excursión positiva (MFE) y la máxima excursión negativa (MAE). Esta vez lo aplicaremos sobre el sistema que estamos desarrollando.

Cuando realizamos una operación vemos que el precio oscila entre la apertura y la salida, viendo entre medio alcanzar un máximo y un mínimo.

El máximo es la máxima excursión positiva (MFE abreviado en inglés) y por definición es mayor o igual al precio de salida.

El mínimo es la máxima excursión negativa (MAE), por definición será menor o igual al precio de salida.

Analizar la MFE y la MAE es muy útil a la hora de decidir dónde colocar stop loss y stop profits. Con Amibroker, al realizar un backtest obtenemos como resultado en cada operación la MAE y la MFE en %. Pasando estos datos a un Excel podemos crear un gráfico muy intuitivo, en forma de gráfico de cotizaciones, donde:

  1. Precio de apertura: será cero.
  2. Precio máximo: será la máxima excursión positiva, en %.
  3. Precio mínimo: será la máxima excursión negativa, en %.
  4. Precio de cierre: será el resultado obtenido, también en %.

Con esta tabla podemos generar un gráfico de cotizaciones como el que se muestra a continuación.

A mí personalmente me resulta mucho más intuitivo analizar un gráfico como el de arriba que una tabla llena de números.

Ahora sólo tenemos que analizar en el gráfico en busca de pistas que nos muestren cómo ajustar las salidas para ser más efectivos.

Las velas negras son operaciones perdedoras y las blancas ganadoras. Como cualquier vela japonesa hay un precio de apertura, un máximo, un mínimo y un cierre.

Observa que si la mayoría de velas tienen mucha mecha, tanto por arriba como abajo significa que podemos estar haciendo algo mal.

Si las velas tienen mucha mecha por arriba significa que no cerramos las operaciones en el momento adecuado ya que al cerrar nos dejamos gran parte de los beneficios.

Si estamos ante un sistema cazador de tendencias, es algo completamente normal.

Si las velas tienen mucha mecha por abajo significa que durante las operaciones vemos caer el precio por norma general, indicando por tanto que no estamos entrando en el momento adecuado ya que el precio cae más debajo de lo que compramos en un principio. Por lo tanto tenemos que repasar las condiciones de entrada.

En este artículo vamos a analizar las operaciones que resultan de hacer el backtest con la última configuración que vimos en el post anterior.

Aquí puedes ver unas cuantas operaciones del backtest de diferentes periodos.

Al ver estos gráficos está claro que estamos ante un sistema seguidor de tendencia, puesto que las operaciones ganadoras se dejan bastante capital por el camino, y hay mayor proporción de operaciones perdedoras que ganadoras, aunque claramente se ve que las ganadoras superan a las perdedoras.

¿Cómo podemos mejorar esto?

Analizaremos qué ocurre si colocamos un stop de beneficios por arriba para evitar dejar escapar los beneficios virtuales. Primeramente analizaremos esto colocando el stop por encima del precio de apertura a una distancia porcentual determinada, que optimizaremos. Luego veremos también qué ocurre si en lugar de esto colocamos un stop a una distancia función de la volatilidad del valor.

Al mismo tiempo vamos a ver la ubicación del stop loss.

Si vuelves a observar las operaciones en los ejemplos anteriores podrás ver cómo generalmente se cierra la operación en el mínimo o muy cerca de este. Para optimizar esto vamos a colocar un stop loss a un tanto por ciento que optimizaremos conjuntamente con el stop profit.

Los resultados de esta optimización son los siguientes:

Las dos últimas columnas, MFE y MAE, nos muestran las distancias a las que habría que colocar el stop de beneficios y el stop de pérdidas.

En un gráfico se interpretan mucho mejor los resultados. En el siguiente podemos ver que la mejor combinación en cuanto a beneficio neto se refiere es:

  1. MFE: Stop beneficios = 1,60 ==> 60% por encima del precio de entrada.
  2. MAE: Stop pérdidas = 0,95 ==> 5% por debajo del precio de entrada.

Analizando el resto de parámetros observamos que esta combinación es la que mejor se adapta a lo que buscamos.

Limitando las operaciones por arriba a un 60% y por debajo a un 5%, obtenemos unos resultados en el backtest como los que ves a continuación.

Si ahora analizamos cada una de las operaciones de la misma forma que hemos hecho antes con el gráfico de cotizaciones para ver las excursiones positivas y negativas vamos a ver que las ganancias y las pérdidas están acotadas.

Como puedes observar, cuando las operaciones llegan al 60% se cierran, y cuando se pierde el 5% también se cierra. Esto hace que ahora se opere más, ya que las posiciones perdedoras se aguantan menos tiempo.

Hasta aquí hemos analizado las excursiones positivas y negativas.

La conclusión que hemos sacado hasta el momento es que llegado un cierto nivel de ganancias conviene cerrar la operación, a partir del 60%.

También concluimos con que hay que cortar las pérdidas rápidamente. Cortando a partir del 5% de pérdida es cuando generamos mejores resultados.

Ahora vamos a analizar la colocación del stop loss y el stop profit en función del ATR. Personalmente prefiero colocar los stop loss en función del ATR que en función de un porcentaje. El motivo es que el ATR refleja la situación del precio en el momento de entrar, nos muestra la volatilidad. De esta manera damos el margen en función de la volatilidad del momento y no de un porcentaje fijo. Esto evitará que nos salgamos antes de tiempo en momentos con mayor volatilidad y nos permitirá ajustar más el stop en momentos en los que la volatilidad sea menor.

Optimizamos la salida en función del atr y obtenemos los resultados siguientes:

Vemos que la mejor combinación posible es con un stop loss situado a 2,5 veces el ATR20 y el stop profit situado a 6,5 veces el ATR20.

Este resultado nos certifica que estamos cortando las pérdidas rápidamente y dejando correr las ganancias.

Con la combinación ganadora función del ATR, realizamos un backtest y vemos que ahora al analizar la MAE y la MFE los gráficos son bastante diferentes.

Observa cómo ahora las operaciones ganadoras acaban en su mayoría en máximos, y las pérdidas se acotan, pero dando cierto margen (se ven mechas).

Comparando salidas

Sólo queda comparar las distintas formas de salir. Podemos estudiar salir por stop loss beneficio con un % o a una distancia ATR, y salir por stop loss con un % del precio de entrada o a una distancia ATR.

Como puedes ver los resultados son bastante similares. Si además comparamos los resultados mediante el análisis de Montecarlo confirmamos que las cuatro combinaciones posibles son bastante similares.

En principio la mejor solución sería colocar el stop de beneficios en función del ATR y el stop de pérdidas a un % determinado.

Yo personalmente me decanto más por stops en función de la volatilidad.

Hasta aquí voy a llegar con este post. Tenía previsto avanzar algo más pero ya me parece suficientemente denso.

En la siguiente entrega veremos cómo:

  1. Emplear un filtro de valores.
  2. Selección de valores por delante otros.

Si te ha gustado este artículo compártelo en las redes sociales, a mí me estarás ayudando.

Si quieres aprender mucho más y dar un salto de calidad en tu formación te recomiendo que empieces por aquí.

Podéis seguirme en Youtube,  Twitter,  en Google+ o en Linkedin.

Los análisis aquí mostrados tienen un objetivo meramente didáctico y en ningún caso son recomendaciones de inversión de ningún tipo. Cada persona es responsable de gestionar su capital.

 

Suscríbete al blog y no te pierdas ningún artículo.

Leave a Reply